Innovación

Innovación

Tecnología termosolar de concentración

La tecnología termosolar está basada en el concepto de la concentración de la radiación solar para producir vapor o aire caliente, que posteriormente se puede usar en plantas eléctricas convencionales. La captación de energía solar, que tiene una densidad relativamente baja, es uno de los mayores retos en el desarrollo de plantas termosolares. Abengoa acumula más de 80 solicitudes de patentes en este campo.

El sector de la energía solar es relativamente joven y aún muy dependiente de la tecnología. La innovación es clave para poder desarrollarla con un coste que sea competitivo frente al de las energías fósiles, cuando a éstas se suma el coste asociado a las emisiones de CO2. En la reducción de costos primará la mejora de la cadena de aprovisionamiento y la introducción de procesos más eficientes. En este último punto, la innovación juega un papel importantísimo.

Dentro de termosolar existen diferentes tipos de tecnologías, si bien las más conocidas son la de torre, la cilindroparabólica y la de disco Stirling.

Abengoa es uno de los líderes mundiales en tecnología de torre: construyó la primera planta del mundo a escala comercial de 11 MW, que opera desde 2007, y en 2009, añadió una segunda torre, en este caso de 20 MW. Ambas operan por encima de sus parámetros de diseño.

En los sistemas de torre, el campo de heliostatos o de espejos móviles se orienta según la posición del sol, y reflejan la radiación solar para concentrarla hasta 600 veces sobre un receptor que se sitúa en la parte superior de la torre. Este calor se transmite a un fluido para poder generar vapor, que se expande en una turbina acoplada a un generador para la producción de electricidad.

El reto tecnológico de esta área es incrementar la temperatura en la parte superior de la torre para generar vapor con mayor poder calorífico. En Abengoa, desde 2009, operamos la planta piloto "Eureka", en la que hemos logrado generar vapor sobrecalentado de forma estable y controlada.

También estamos experimentando con nuevos fluidos caloportantes.

Una de las ventajas de la tecnología termosolar frente a otras renovables es su capacidad para almacenar la energía de forma eficiente, lo que permite generar electricidad en horas de máximo consumo, por ejemplo al atardecer. En Abengoa operamos con éxito una planta de demostración de almacenamiento térmico con sales fundidas, que estamos reproduciendo a escala comercial en nuestra planta de Solana, en Arizona (Estados Unidos).

Colectores cilindroparabólicos emplazados en la azotea de uno de los edificios de Campus Palmas Altas, en Sevilla (España)


© 2011 Abengoa. Todos los derechos reservados