Carta del presidente

Informe Anual 2019

Estimados todos:

En el momento de la redacción de esta carta, nos encontramos en una situación excepcional. Sumidos en una crisis sanitaria global a causa del coronavirus y bajo estado de alarma en España, en Abengoa también nos hemos visto en la obligación de adaptarnos a las circunstancias actuales y, como no podía ser de otra manera, de poner en primer lugar la seguridad y salud de todos nuestros empleados a través de medidas preventivas, formativas, informativas y de concienciación.

Desde los primeros momentos de expansión de la pandemia, y siempre atendiendo a las recomendaciones de las autoridades pertinentes de cada país en los que la compañía está presente y de la Organización Mundial de la Salud, creamos un comité específico dedicado a la COVID-19 que se encarga de dar seguimiento, liderar y coordinar de forma exhaustiva todas las actuaciones de la compañía relativas a la crisis sanitaria.

Se ha elaborado un Protocolo de prevención frente al coronavirus, con el que la compañía ha ido desarrollando y ejecutando medidas de diversa índole, así como planes de contingencia específicos para cada uno de nuestros centros de trabajo y proyectos, manteniendo la actividad en aquellas obras o proyectos que, por su carácter esencial, han debido permanecer activos y en funcionamiento, siempre según la normativa y restricciones dictadas en cada uno de los países en los que operamos. Esto afecta directamente a una gran parte de la actividad de la compañía en las áreas de agua, energía y servicios y, en algunos casos también, en el sector de transmisión e infraestructuras.

Inmersos en esta situación, toca ahora hacer balance del año que dejamos atrás. Así, como es habitual, me gustaría comenzar hablando de uno de los temas más importantes para nosotros: la seguridad y salud de todos los que formamos parte de Abengoa. Tristemente, 2019 ha sido un año en el que hemos tenido que lamentar un accidente fatal en Brasil. Este lamentable suceso nos lleva a seguir trabajando en nuestro objetivo número de conseguir cero accidentes. De esta forma, 2019 se cerró con una reducción de 0,36 puntos en el Índice de Frecuencia con Baja (IFCB) con respecto al valor de cierre del año anterior (2,84 vs 3,20), lo cual supone una mejora y un nuevo impulso para seguir trabajando en prevención y en concienciación.

En otro orden de cosas, uno de los mayores logros del pasado año fue el cierre con éxito en el mes de abril de una nueva reestructuración financiera que permitió la obtención de nueva liquidez y nuevas líneas de avales y, con ello, una estructura de capital más saneada gracias al respaldo y confianza en nosotros de nuestros clientes, acreedores financieros y accionistas.

Asimismo, también tuvo lugar en 2019 el cierre de otra reestructuración, pero esta vez en Brasil. El pasado mes de diciembre, anunciábamos con satisfacción que se aprobaba por las instancias judiciales oportunas el proceso de Recuperaçao Judicial en el que la compañía estaba inmersa, reactivándose de esta forma la actividad de construcción de Abengoa en Brasil con el firme objetivo de seguir siendo referentes en el sector en una geografía donde tantos éxitos hemos cosechado.

Por otro lado, 2019 fue testigo de otro acontecimiento muy importante para nosotros. Después de casi cinco años sin hacerlo, Abengoa volvía a celebrar su Día del Inversor en un encuentro muy satisfactorio en el que analistas, inversores y bancos tuvieron la oportunidad de conocer más a fondo la actualidad y futuro de la compañía de la mano de su equipo directivo, retomándose, así, una iniciativa clave en relación con nuestros grupos de interés.

En cuanto al negocio, nos encontramos en el momento de la redacción de esta carta con unas cifras que ponen de manifiesto la capacidad de Abengoa en los sectores de infraestructuras, energía y agua. Y es que, en nuestros más de 75 años de historia, hemos alcanzado 9,3 GW de capacidad instalada en plantas de generación convencional, de los cuales 1,4 están en construcción. En cuanto a las energías renovables, tenemos 2,3 GW de plantas solares construidas. De hecho, Abengoa es líder en la construcción de plantas termosolares, con 1,8 GW de capacidad instalada construida total, cifra que representa el 34 % de la producción a nivel mundial.

Mientras, en el sector del agua, hemos alcanzado más de 1,7 millones de m3/día de capacidad instalada de desalación, y 2,6 millones en construcción. Y, en líneas de transmisión, en los últimos 15 años, hemos construido más 27.000 km y más de 330 subestaciones eléctricas.

Se trata de datos que siguen creciendo cada año gracias a los nuevos proyectos adjudicados y, sobre todo, al buen trabajo desempeñado y los proyectos concluidos.

En concreto, en 2019 hemos sido testigos de cómo nuevas grandes adjudicaciones ponían de manifiesto nuestro know how y capacidad de ejecución, habiéndonos adjudicado proyectos por un valor total de 1.107 millones de euros. Por poner un ejemplo, hemos resultado adjudicatarios de la mayor desaladora de ósmosis inversa del mundo, que construimos junto con SEPCOIII en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) y que tendrá capacidad para tratar 909.000 m3/día de agua de mar. Además, en Arabia Saudí, construimos otra desaladora que será la más grande del país con esta misma tecnología y representa una capacidad para tratar 600.000 m3/día.

Por otro lado, a través de nuestra vertical de Transmisión e Infraestructuras, en un consorcio formado al 50 % con Elecnor, estamos participando en uno de los proyectos de infraestructuras más importantes de Lituania. Se trata del proyecto de electrificación ferroviaria Vilnius-Klaipeda, que está valorado en más de 350 M€ y que supondrá la electrificación de más de 730 km de líneas ferroviarias, que atravesarán el país de este a oeste.

Junto con esto, Abengoa cuenta en la actualidad con un pipeline de proyectos identificados por valor de 24.682 millones de euros, priorizando proyectos llave en mano o EPC para terceros.

Asimismo, durante el 2019, hemos asistido a varios hitos como las inauguraciones de la planta de cogeneración eficiente A3T en México o de la desaladora Shuaibah en Arabia Saudí, al tiempo que hemos batido récords en Xina Solar One, nuestra tercera planta termosolar en Sudáfrica, que hemos seguido avanzando el construcción de la planta termosolar de Cerro Dominador con la colocación del último heliostato y el primer fundido de sales, o hemos sido galardonados en los premios anuales de la Asociación Internacional de la Desalación, entre muchos otros.

Además, se han concluido proyectos como la construcción de cuatro líneas de transmisión y dos subestaciones en México, y dos subestaciones eléctricas y 60 km de líneas de transmisión asociadas en Omán, que serán clave para garantizar el suministro de esta zona geográfica. También hemos recibido el certificado de finalización mecánica (mechanical completion) de una línea de transmisión de 220 kV, desarrollada en el marco de los trabajos de Mina Justa, uno de los proyectos del sector de la minería más importantes de Perú en los últimos años, y se ha llevado a cabo la sincronización de la turbina de la planta termosolar de torre de 50 MW Luneng Haixi, ubicada en la provincia de Qinghai. En este proyecto la compañía ha sido la encargada de proveer la tecnología y desarrollar la ingeniería.

En el sector de la innovación, en el mes de marzo de 2019, anunciamos la firma de un acuerdo de colaboración con John Cockerill para el desarrollo de proyectos en el sector de la defensa. Su objetivo es la creación de un nuevo actor mundial en esta industria a través de una joint venture. La nueva compañía se establecerá en España y abordará las necesidades futuras de las fuerzas armadas españolas y de otras partes del mundo. Para Abengoa, la firma de este acuerdo representa una oportunidad para seguir participando en proyectos de alto contenido tecnológico, incrementar su cartera de productos y de clientes potenciales y abrir así nuevas líneas de negocio, en base a su apuesta por el mercado de la defensa en el país.

En otro orden de cosas, me gustaría destacar que en febrero del pasado año se aprobó el nuevo Plan Estratégico de Responsabilidad Social Corporativa, también llamado PERSC, elaborado con un horizonte de cinco años: 2019-2023. Este plan define el marco de actuación y las directrices de Abengoa mediante un conjunto de actuaciones que permiten integrar las expectativas de los grupos de interés en la estrategia de la organización y dar respuesta a diferentes retos de nuestros días.

Asimismo, en 2019 se retomó la celebración de la Comisión específica de Igualdad de Trato y de Oportunidades (CITO) cuyo objetivo es realizar un seguimiento global de los aspectos relacionados con la igualdad de género en la organización. En este sentido, a finales de año el Consejo de Administración aprobó la Política de Diversidad de Abengoa, que parte de situar a la persona en el centro de la compañía, con independencia de su raza, género, religión, nacionalidad, cultura, edad, orientación sexual o de sus capacidades diferentes, físicas o psíquicas.

De cara al 2020, somos conscientes de que estamos viviendo una situación excepcional a causa de la COVID-19 y de que enfrentamos tiempos difíciles e inciertos desde el punto de vista económico a nivel mundial. Por este motivo, al igual que muchas otras empresas, y teniendo en cuenta la evolución de la compañía en 2019, se han revisado las proyecciones financieras incluidas en el Plan de Viabilidad publicado en el ejercicio pasado. Así, antes de la publicación de este informe se ha presentado un Plan de Negocio Actualizado adaptado a la nueva realidad, que ajustará sus objetivos de negocio a las circunstancias descritas, así como la obtención de liquidez y de avales para poder seguir ofertando y mirando al futuro con confianza y haciendo lo que mejor sabemos hacer: construir proyectos de referencia de forma competitiva en nuestros negocios y geografías clave.  

A todos ellos, por su confianza: muchas gracias.

 

Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz



© 2019 Abengoa. Todos los derechos reservados