Octubre 2011

Tecnología, Abengoa Research

Solugas, primera planta con turbina de gas-solar híbrida a escala comercial
El objetivo principal de esta tecnología es demostrar el potencial de reducción de costes en la generación eléctrica

Avance de la construcción de la torre en la Plataforma Solúcar

Solugas es la primera planta piloto con un sistema de turbina de gas-solar híbrida en escala de megavatios, lo que constituye un paso importante hacia la comercialización de esta tecnología. El proyecto, financiado por el VII Programa Marco de la Unión Europea, ha unido a líderes en cada una de las respectivas áreas de conocimiento tecnológico.

Solugas incorpora un nuevo enfoque que posibilita obtener mayores eficiencias de conversión energética gracias al aumento de la temperatura de operación, y al elevado potencial de rendimiento de ciclos combinados (CC). Esto se consigue introduciendo la energía calorífica del sol en forma de aire a presión calentado al ciclo de una turbina de gas.

Un campo de heliostatos concentrará la radiación solar en el receptor instalado sobre la torre, donde la energía solar es absorbida y utilizada para calentar aire presurizado. En la planta Solugas el aire caliente se introduce en la turbina de gas comercial de 4,6 MWel.

Este proyecto, liderado por Abengoa Solar, supone un avance sustancial en el rendimiento de generación eléctrica. Una planta solar trabajando con un ciclo combinado puede alcanzar rendimientos en torno al 45 %, lo que supondría incrementar la producción de una planta solar térmica del mismo tamaño en más del 50 %.

Otra de las ventajas de las turbinas de gas solares es el bajo consumo de agua.

Las turbinas de gas en plantas solares con recuperador no necesitan agua de refrigeración, y para ciclos combinados en operación híbrida la demanda de agua se reduce aproximadamente a un tercio del que tendría una planta solar con ciclo de vapor. Igualmente, la operación y el mantenimiento de las turbinas de gas es sustancialmente más sencilla y económica que las turbinas de vapor.

Para la planta piloto Solugas se ha diseñado y se está construyendo una torre donde será instalado el receptor, la tubería de gas caliente y el módulo de turbina de gas.

Durante la primera etapa la temperatura de entrada a la cámara de combustión se limitará a un máximo de 650 °C. Sin embargo, el receptor y la tubería de aire caliente estarán ya preparados para temperaturas de operación de 800 °C. En la cámara de combustión se eleva la temperatura del aire proveniente del receptor con el aporte de gas natural hasta llegar a la temperatura nominal de la turbina.

La energía térmica obtenida es posible utilizarla para producir electricidad a través de la turbina y el generador. El sistema de combustión está situado en línea con el receptor de forma que se pueda garantizar una producción constante de electricidad en operación híbrida, independientemente de la condición meteorológica.

La tecnología de receptor ha sido probada en proyectos de investigación previos que contaron con la participación de Abengoa Solar. El desarrollo de la turbina de gas solarizada está basado en una turbina comercial, con una potencia de 4,6 MWel, con el sistema de combustión y el control adaptados a las exigencias especiales de una operación solar-híbrida.

Solugas demostrará el potencial de la reducción de costes mediante la introducción de la energía solar a un ciclo Brayton, con la posibilidad de implementación de ciclos combinados de mayor eficiencia en las plantas termosolares.

Tras la instalación y puesta en marcha del sistema está previsto realizar una prueba de demostración de 24 meses de operación, con el fin de validar la eficiencia de los componentes y el rendimiento.

Con este proyecto de demostración, Abengoa Solar lidera un consorcio que promete ser un hito en la producción de energía solar-híbrida. De esta forma, Abengoa continúa innovando y desarrollando nuevos conceptos híbridos que suponen una ventaja competitiva frente a otras compañías del sector.

La Comisión Europea aprueba el estándar de certificación de sostenibilidad de biocombustibles de Abengoa (RBSA)
Este estándar permite la comercialización de biocombustibles certificados como “sostenibles” en todos los Estados Miembros de la Unión Europea

El Comisario de Energía de la Unión Europea, Günther Öettinger comunica la aprobación del Estándar de certificación de sostenibilidad de biocombustibles de Abengoa (RBSA)

El estándar de certificación de sostenibilidad RED Bioenergy Sustainability Assurance (RBSA), desarrollado por Abengoa Bioenergía, fue aprobado el pasado 19 de julio por la Comisión Europea (CE) en la primera decisión tomada por Bruselas al respecto. La aprobación se comunicó en posterior conferencia de prensa por el Comisario de Energía de la Unión Europea, Günther Öettinger. El proceso culminará con la publicación definitiva en el Diario Oficial de la Unión Europea, tras lo cual entrará en vigor en cada uno de los 27 Estados Miembros.

Desarrollado por Abengoa Bioenergía en el marco de la Directiva de Fomento de Renovables, el estándar RBSA permite demostrar el cumplimiento con los requisitos de dicha directiva de cualquier materia prima y proceso productivo, abarcando, desde la producción agrícola hasta la comercialización del biocombustible e incluyendo los procesos de transformación industrial.

Además de establecer los requisitos operativos vinculantes para todos los agentes económicos que participen en el mismo, y para su propia gestión y mantenimiento, el estándar RBSA fija los más altos niveles de calidad en los procesos de certificación y auditoría independiente de la información suministrada.

Finalmente, el sistema incorpora metodologías innovadoras desarrolladas por Abengoa Bioenergía para el cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y el desarrollo de mapas sostenibles, con objeto de facilitar una implantación eficaz y rigurosa en las cadenas de suministro.

Esta aprobación supone un respaldo a la excelencia de las iniciativas que Abengoa viene desarrollando en sus procesos de producción de biocombustibles en el ámbito de la sostenibilidad y el respeto al medioambiente.

Perspectivas de las nuevas aleaciones de aluminio
Befesa investiga cómo mejorar la utilidad y el destino de los residuos reciclados de este material

Dentro de la política de sostenibilidad de Befesa, una línea importante de la I+D+i trata de ampliar las aplicaciones y mercados del aluminio reciclado frente al obtenido a partir de materias primas.

Las acciones encaminadas a este objetivo, en colaboración con diferentes empresas, comprenden, en primer lugar, un conocimiento pormenorizado de las prestaciones mecánicas de las aleaciones de HPDC más utilizadas en función de su composición. Las normas de propiedades mecánicas indican intervalos de composición muy anchos y valores mínimos de propiedades mecánicas para los peores casos.

Befesa está desarrollando leyes experimentales que relacionan propiedades mecánicas con la composición para el moldeo a presión, y que permiten aportar soluciones orientadas al cliente. Esto, unido a los recientes desarrollos de vacío de molde, control de flujo de llenado, etc., puede hacer que la HPDC pase a fabricar piezas “premium” o de responsabilidad.

Asimismo, las líneas de investigación I+D+i de la sociedad, también trabajan por minimizar, acortar y modificar alguna de las fases de HPDC, de manera que se anule su efecto fragilizante, y poder así consumir aluminio reciclado en procesos de fabricación diferentes. Este desarrollo se ha llevado con éxito en molde de arena, dando como resultado la publicación de una patente.

En la actualidad se trabaja con una importante firma vasca de automoción para poder consumir aluminio reciclado en el proceso de baja presión utilizado para la fabricación de piezas de seguridad, como llantas y portamanguetas.

Pila de tochos de aluminio reciclado

Recuperación de metales valiosos a partir de residuos especiales
Befesa Argentina y la Universidad Nacional de San Martín desarrollan un sistema integral para la biolixiviación de metales

Befesa Argentina, en colaboración con la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), desarrolla en laboratorio un sistema integral altamente eficiente para la biolixiviación de metales a partir de diferentes tipos de residuos. Como parte de esta investigación, se ha construido una planta de tratamiento ‘in situ’ que genera lixiviados en rellenos de seguridad, que se almacenan en balsas construidas para esta finalidad.

Entrada de las instalaciones

El desarrollo de reactores para producir medios lixiviantes con células inmovilizadas ha demostrado ser muy interesante por su acoplamiento a los sistemas de trabajo, tanto en biopilas como en sistemas agitados.

Los trabajos han constatado que la tecnología de bajo costo de biolixiviación en pilas es la más eficiente para barros industriales y cenizas, mientras que el sistema de lixiviación de contacto resulta más apropiado para los catalizadores. Ante estos resultados, Befesa y la UNSAM han desarrollado un esquema de planta de tratamiento versátil y polivalente, adaptable a cualquier tipo de residuo, que actualmente se construye en la planta que Befesa Argentina tiene en Campana, provincia de Buenos Aires.

Los objetivos del actual proyecto de I+D son los siguientes:
1. Mientras se construye la planta piloto, el proyecto trata de concluir la etapa de laboratorio a escala mayor para catalizadores y barros en la UNSAM.
2. El estudio en planta de las variables experimentales necesarias para su optimización, utilizando como primeros residuos los catalizadores y barros de automotrices, y prosiguiendo con pilas, chatarra o basura electrónica (‘e-scrap’).
3. Estudiar en laboratorio las alternativas de recuperación final de los lixiviados de estosresiduos.


© 2011 Abengoa. Todos los derechos reservados